¿Sabías que cada vez son más los usuarios que utilizan bloqueadores de publicidad para evitar los anuncios en Internet? Hoy más que nunca, la publicidad nativa está en auge. Cada vez son más las marcas que se apuntan a este tipo de publicidad “no invasiva”, mucho más amigable con los usuarios.

Pero también sabemos que medir sus resultados es difícil, por eso, hoy te traemos esta sencilla guía con la que conseguirás al fin poder medir de manera efectiva los resultados de tus campañas nativas sin morir en el intento. Vamos a por ella.

Define los objetivos de tu campaña de publicidad nativa

Lo primero que tendrás que hacer para medir el rendimiento de tu campaña de publicidad nativa será definir previamente cuál será el objetivo principal de la misma, estableciendo una serie de KPI’s muy concretos relacionados con él.

Algunos de los principales objetivos de este tipo de campañas suelen ser:

Mejorar tu imagen de marca: Normalmente a través del marketing de influencia, o del branded content (contenido creado y publicado por influencers y patrocinado por la propia marca).

Atraer tráfico nuevo: La publicidad nativa será tu mejor opción para atraer a aquellos usuarios que ya no responden a la publicidad tradicional (banners, facebook ads, pop-ups).

Mejorar conversiones e incrementar ventas: A través de contenido patrocinado en webs influyentes de tu sector, o lecturas sugeridas y adaptadas siempre 100% a su entorno.

¿Ya tienes claro el objetivo de tu campaña? Perfecto, ahora te toca definir los KPI’s específicos.

Antes de comenzar a desarrollar tu campaña de publicidad nativa, márcate unos objetivos claros. Click Para Twittear

Dependiendo de cuál sea el objetivo principal a conseguir con tu campaña de publicidad nativa, será más o menos complicado medir sus resultados. Por eso, te aconsejamos como mínimo establecer dos KPI’s por cada objetivo planteado (por si no sabes lo que significa este término, los KPI’s son medidores clave o indicadores de calidad) y te ayudarán a afinar aun más con tus métricas.

getfluence.com/es/
Establece objetivos de rendimiento medibles antes de lanzar tu campaña, de lo contrario, te será prácticamente imposible evaluar su éxito. (Propiedad de la foto: Rawpixel, Pexels)

Por ejemplo, cuando el objetivo de una campaña nativa es mejorar la imagen de marca, a no ser que puedas invertir parte del presupuesto en conocer la opinión de sus consumidores a través de una investigación de mercado, te será muy complicado obtener unos resultados fiables.
Es por ello que en las campañas de publicidad nativa destinadas a mejorar la visibilidad, tan sólo verás grandes marcas.
Hace poco, Coca – cola quiso asociar su marca a un famoso youtuber con mucha influencia en las redes. Es evidente que en este caso concreto, el objetivo de la marca no era el de aumentar su facturación, sino el de asociar su marca a un determinado tipo de público. Quizás ellos puedan permitírselo ¿no crees?

Atraer tráfico nuevo. En el caso de que tu objetivo sea el de atraer nuevo tráfico, los KPI’s que deberías tener en cuenta son:
• Calcular el número de nuevos clientes potenciales generados a raíz de la campaña.
• Calcular el número de nuevos leads cualitativos (aquellos que nos dejen su email).
• Calcular el número de conversiones reales tras la campaña, vamos, lo que vendrían siendo las ventas.

Por último, si lo que buscas con tu campaña de publicidad nativa es mejorar las conversiones, nuestros KPI’s deberán ir encaminados a contabilizar el número de visitantes que finalmente adquirieron nuestro producto o servicio, y que llegaron a nuestra web gracias a los enlaces generados por nuestra campaña nativa.

Hasta aquí todo parece sencillo pero… ¿qué parámetros son los mejores para medir de manera precisa estos resultados?
Te aconsejamos utilizar URL únicas y parámetros UTM + el poder de Google analytics.

Olvídate de las cookies, no son una fuente fiable a la hora de identificar de donde vienen tus visitantes. Click Para Twittear

Te aconsejamos aplicar parámetros UTM en tus URL para saber exactamente de donde proceden tus visitas, lo que permitirá a tu analytics calcular con total precisión el comportamiento de tus usuarios, especialmente con respecto a la conversión.

getfluence.com/es/
La configuración UTM es la única técnica segura para rastrear a los visitantes provenientes de una URL determinada y por lo tanto la única forma de obtener el rendimiento real de tu campaña. (Propiedad de la foto: Franki Chamaki, Unsplash)

Incluye en tu URL al menos estos tres parámetros:
– Fuente (de donde proceden las visitas).
– Medio (CPC, social, búsqueda…).
– Nombre de la campaña.
Para generar fácilmente tu URL rastreada, te dejamos este generador automático de Google. Una vez hayas creado unas cuantas, sabrás cómo hacerlas manualmente.

Para terminar el análisis de una campaña redonda, no te olvides de comparar tus resultados

Ahora que ya has descubierto el truco de aplicar parámetros UTM a tus campañas nativas, no te quedes tan sólo con ellas y aplícalas en todas tus campañas de marketing. Las posibilidades son muchísimas.
Por ejemplo, podrás saber si tu campaña convirtió mejor a través del correo electrónico o las redes sociales, o comparar los resultados con los de tu última acción de marketing… priorizando tu inversión publicitaria en los segmentos que más te interesen. Estoy segura de que la publicidad nativa estará entre ellos.